La importancia de la gestión del talento en la empresa

En MCM gestionamos el talento . Recursos humanos de alto rendimiento para la empresa.

Los expertos coinciden y los datos lo demuestran, según una encuesta dirigida por The Boston Consulting Group (BCG) y la Asociación Europea de Gestión de Personal (EAPM) que se practicó sobre una muestra aleatoria de 1350 ejecutivos provenientes 27 diferentes países europeos: la gestión del talento es una cuestión prioritaria.

Gestión del talento: estrategia vital para las organizaciones 

La gestión de talento como concepto ha ido evolucionando mucho en los últimos 25 años. El objetivo de las compañías que han puesto la gestión del talento en práctica lo hacen para dar solución al problema de retención de empleado. Actualmente, las compañías ponen un gran esfuerzo por su parte por atraer a trabajadores a su empresa, pero dedican muy poco tiempo en la retención y el desarrollo del mismo. Hay que cambiar esta mentalidad. Por si alguien lo dudaba, la inversión en personas es rentable.

Hoy en día muchas empresas cometen algunos errores obviando esta estrategia de gestión de talento; los empleados se sienten descuidados y desmotivados llegando a no sentir ningún tipo de compromiso con la empresa. Un recurso o talento desmotivado nos llevaría al fracaso o que nuestro proyecto quede rezagado frente a la competencia.

¿Por qué es tan importante la correcta gestión del talento?

Resulta tres veces más caro para una empresa realizar una nueva contratación que retener alguno de sus activos más valiosos. Ejemplo de ello son los datos proporcionados por expertos en gestión de personas:

  • Hasta seis meses pueden ser necesarios para que un empleado nuevo llegue a adquirir la productividadadecuada en un trabajo.
  • Se necesitan nada menos que dieciocho meses para integrarlo a la cultura de la empresa.
  • Tienen que transcurrir veinticuatro meses para que el nuevo miembro del equipo alcance a conocer la estrategia y la actividad de la empresa en la que ha entrado a formar parte.

Y es que, la pérdida de un empleado cualificado supone un coste elevadísimo para la organización que repercute en: 

  • Pérdida de conocimientos.
  • Redistribución de funciones producto a la vacante.
  • Procesos de reclutamiento y selección.
  • Integración a la empresa del nuevo empleado.
  • Capacitación del nuevo miembro del equipo.
  • Baja productividad inicial del contratado.
  • Coste de ralentizar al equipo.
  • Coste de ineficiencias por la incertidumbre que causa la marcha del compañero.  

 

Cómo hacer una gestión del talento efectiva en la empresa

Retener a los profesionales más productivos y mejor cualificados es, de entre todas las facetas de la gestión del talento, la que más preocupa a los empresarios hoy día. A diferencia de lo que sucedía hace unos años, cuando la atracción de candidatos era la prioridad, en la actualidad, ante la escasez de talento que se avecina, parece obligado el aprender a hacer frente a las circunstancias y estar preparado para poder continuar siendo competitivos. Como muestra un estudio de Deloitte, también los empleados muestran su preocupación por el asunto:

  • El 53% de los empleados encuestados no se plantearían el abandonar su puesto de trabajo si en su empresa existiese una posibilidad real de ascenso y promoción (dato obtenido de una muestra compuesta por personas buscando activa o pasivamente nuevos empleos).
  • El 71% de los roles directivos que participaron en el estudio calificaron de “alta” o “muy alta” su preocupación por retener el talento crítico en el próximo ejercicio. A su vez, el 66% expresó que tenía la misma preocupación por retener el talento de alto potencial.

Impera la necesidad de plantear una estrategia que integre la gestión del talento dentro del Departamento de Recursos Humanos, pero haciéndola extensible a toda la organización. Se trata de evitar los errores más frecuentes como:

  • Directivos que no le dedican el tiempo ni los recursos necesarios.
  • Ejecutivos y mandos intermedios que no se comprometen con el desarrollo de las personas de las que son responsables y no participan en el reconocimiento de los logros de los mejores, promoviendo su diferenciación.
  • Empresas aisladas en comportamientos estancados, olvidando que la globalidad y la diversidad deben formar parte del plan.
  • Una alta dirección que no se involucra en la gestión del talento, haciendo perder credibilidad al mensaje e impidiendo la evolución natural de la cultura de empresa.

Conocer la situación de la compañía en cuanto a la gestión del talento es el primer paso hacia el éxito. Hay que hacer autoevaluación y preguntarse:

  • ¿Qué significa la gestión de talento en mi empresa? ¿Qué clase de talentos hacen falta?
  • ¿Por qué invertir en gestión de talento? ¿Qué pretendo conseguir con ello?
  • ¿Cuánto me cuesta atraer y retener el talento que necesito?
  • ¿Quiénes necesitan involucrarse para que sea un éxito?
  • ¿Cómo voy a garantizar que el talento sea una ventaja competitiva para mi empresa?
  • ¿Cuándo vamos a ver los resultados y qué puedo hacer para que se mantengan?

En MCM realizamos recruitment, assestment y análisis 360.Recursos humanos de alto desempeño en la empresa.Forma parte , y muy importante, del desarrollo de su negocio.

[contact-form to=»juanjo@mcm.cm» subject=»Información gestión del talento ( formulario web MCM)»][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»1″][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»1″][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea»][/contact-form]